Archivo de la categoría: Noticias

LA FALTA DE VIGILANCIA PRIVADA CUESTA CARO

La falta de conciencia sobre la necesidad de contratar servicios de vigilancia privada para control y prevención resulta considerablemente más costosa cuando, sobre los hechos consumados, se evalúan los daños provocados. Es lo que acontece en tanto edificio de la ciudad de Córdoba, adonde, al fin de cuentas, la calidad de vida consorcial incluye ese factor, que debería ser puesto en valor toda vez que se analizan los costos de las expensas.

No sólo las celebraciones de fin de año constituyen una de las oportunidades más propicias para los delincuentes, que no se toman vacaciones. La secuencia de robos perpetrados en numerosas unidades habitacionales a lo largo del año y que se exacerba durante el periodo estival, en que numerosos moradores viajan, forman parte ya de una costumbre que, por si no bastara, se lleva a cabo con total tranquilidad y, por lo tanto, impunemente.

Esa posibilidad es tanto más viable en los consorcios adonde los malhechores tienen libre el camino para su accionar delictivo, en la medida en que no disponen de vigiladores privados que aseguren la custodia de ese objetivo para protección de los departamentos.

La relación causa-efecto es evidente: sin vigilancia, el delito es más fácil.

Con distintas modalidades, todas efectivas y que podrían haberse evitado mediante guardias diurnas y nocturnas, los ladrones hacen de las suyas sin que nadie se los impida o al menos advierta su presencia para disuadirlos.

Lo que prevalece como método para ingresar a las unidades es la brutal rotura de las puertas de los inmuebles. Lo que sigue es el literal saqueo de los departamentos, no sin violentarlos en su interior.

Por caso, un damnificado indicó que la puerta de su departamento en pleno centro de esta ciudad fue “serruchada y reventada”, y describió el hecho “como si hubiera caído una bomba”.

Lamentables, los resultados están a la vista…

LOS ROBOS PROLIFERAN EN EDIFICIOS SIN VIGILANCIA

Vecinos y porteros de edificios ubicados en el Centro y en el barrio Nueva Córdoba advierten que han proliferado los robos en los departamentos y los arrebatos callejeros, motivo por el cual remarcan la necesidad de contratar servicios de seguridad privada, a falta de controles policiales.

Varios complejos han colocado rejas y sistemas electrónicos para evitar el ingreso de intrusos, pero resulta insuficiente, si no se cuenta con el concurso de guardias para la prevención y el control.

Mientras propietarios e inquilinos refuerzan las medidas de prevención en los ingresos a edificios, tras una escalada delictiva desde finales del año pasado, reclaman al mismo tiempo mayor presencia policial y vigilancia permanente.

La demanda no es antojadiza: más de cinco departamentos fueron robados en este tiempo, por lo que fue necesario mejorar los sistemas de seguridad en varios complejos edilicios.

Además, los atracos se han multiplicado, según denuncian las víctimas.

“En este edificio entraron a dos departamentos, y no somos los únicos. Le robaron al del primer piso ingresando por la tapia. Y, en el otro caso, la chica del quinto había salido a la calle, volvió porque se había olvidado algo, entró al departamento y dejó abierto porque era unos segundos. Ahí le robaron unos chicos que creemos que ya estaban adentro, esperando en la escalera”, señaló una vecina de un consorcio de Av. Lugones.

A menos de 20 metros, con tan sólo una construcción de separación, ladrones ingresaron a otro primer piso al que se accede fácilmente por una pared de piedras que da justo al balcón.

La lista de edificios de la zona en los que la seguridad fue traspasada no termina allí, según se desprende de un relevamiento periodístico realizado en esa zona.

Vecinos y porteros denunciaron diferentes modalidades de robo, e incluso señalaron que hubo casos en los que se cree que los ladrones ingresaron por la terraza de un edificio contiguo.

Los vecinos señalan que esta situación se agrega a otra preocupación: los arrebatos y asaltos cotidianos que sufren en la vía pública a manos, sobre todo, de motochoros.
.
“El principal problema son los fines de semana, o cualquier día durante la noche y la siesta, cuando muchos de los porteros nos vamos y hay poca gente. Porque no hay policías, y porque entre las 12 y las 15 no queda mucha gente, los ladrones aprovechan”, indicó un encargado, quien trabaja en uno de los edificios que fueron visitados por los delincuentes.

“Acá siempre teníamos un policía que caminaba la manzana, y se apostaba cerca de los quioscos, pero hace unos meses que no está más y se ven robos todos los días, en especial cuando pasan por debajo del puente”, explicó el portero otro edificio antes de llegar al viaducto de calle Illia, al que tanto él como casi todos los vecinos apuntan como el sector más inseguro.

El consorcio adonde trabaja recientemente contrató guardia por 24 horas, porque no bastaba con sistema de cámaras de vigilancia.

“Hace poco nos entraron por el garaje, dos veces en poco tiempo. Cuando sale un auto hay dos o tres personas vigilando y antes de que el portón llegue a cerrarse lo sostienen, forzando el sistema. Alcanzan a levantarlo un poco y uno se queda sosteniéndolo, mientras otros ingresan a las cocheras. Roban principalmente las bicicletas”, señaló.

“Así nos han robado tantas veces que ya perdí la cuenta, y son siempre los mismos pibes de no más de 20 años. Hicimos la denuncia en la comisaría, acercamos las imágenes de las cámaras de seguridad, pero no se soluciona”, concluyó.

El temor de los vecinos y el pedido de seguridad son recurrentes.

Desde una administración de consorcios que gestiona distintos edificios de la zona, se mencionó que, ante la solicitud de los inquilinos, se está mejorando el sistema de seguridad con ascensores y puertas en las escaleras que se abren sólo con llaves magnéticas. Pero no alcanza con los dispositivos electrónicos, si no se garantiza la vigilancia física que permite controles más precisos y efectivos.

“Es una medida que se toma por solicitud de quienes viven en el lugar, que genera un gasto de colocación y mantenimiento bajo, pero no soluciona el problema; a lo sumo ayuda a mejorar la seguridad”, explicó personal de la administradora, aunque destacó que el principal foco de inseguridad dentro de los edificios pasa por la confianza de los ocupantes que permiten el ingreso a personas ajenas al complejo, allí donde no hay guardias que controlen esos movimientos.

INSEGURIDAD POR VIOLENCIA URBANA

El informe difundido recientemente por el Observatorio del Delito de Córdoba, basado sobre una encuesta de victimización, destacó una leve merma en la cantidad de asesinatos tanto en la Capital como en el interior de la Provincia de Córdoba.
 
Los datos, en el primer caso, señalan que en el primer semestre de 2017 hubo 33 homicidios contra 43 en idéntico período de 2016.
 
Si se analizan las cantidades globales de la provincia hubo 56 contra los 63 del año pasado, siempre teniendo en cuenta la primera mitad del año.
 
No se informó ni distinguió sobre tipologías de crímenes.
 
En ese sentido, el relevamientio da cuenta de que la violencia urbana (peleas y venganzas) es la principal causa de homicidios, por encima de la inseguridad (asaltos).
 
Al analizar el sexo de las víctimas, se indicó en el informe oficial que, en la primera parte del año, hubo dos mujeres asesinadas por cada ocho varones.
 
En ese orden, el Observatorio ya creó un mapa digital para la Capital donde se ve la distribución y reiteración de delitos. Ese mapa no se dio a conocer todavía.