Archivo de la categoría: Actualidad

CON MANEJO DE TÉCNICAS DE PRIMEROS AUXILIOS

Cooperativa Norte SIS prepara regularmente a sus guardias en distintas disciplinas que agregan valor a la formación profesional y que conciernen al sentido integral del servicio de seguridad. En ese orden, se les imparten técnicas de “Primeros auxilios”, en el marco del “Programa Permanente de Capacitación sobre Actuación del Vigilador”.

Dictados por profesionales para-médicos , los cursos en esta materia abordan distintas cuestiones relacionados con la práctica de los primeros auxilios necesarias en situaciones en que los guardias podrían asistir o socorrer a personas en situaciones de emergencia o accidentadas.

A lo largo de encuentros organizados como módulos de aprendizaje teórico-práctico, los especialistas desgranan conceptos generales y las formas correctas de proceder frente a torceduras, esquinces, luxaciones, fracturas, quemaduras, golpes de calor, episodios de hipertensión, desmayos, heridas de diversa naturaleza, intoxicaciones, infartos, resucitación cardiopulmonar, entre otros numerosos ítems que hacen a los primeros auxilios.

Al igual que todos los cursos impartidos en Cooperativa, se les toma a los vigiladores asistentes una evaluación con calificaciones, con el fin de determinar el nivel de aprendizaje incorporado y las perspectivas de una mejora ostensible en los servicios de Norte SIS sobre la base de la mayor formación profesional.

FRENTE Al INCREMENTO DE LA DELINCUENCIA

La inseguridad como sensación se exacerba toda vez que al Estado, que ostenta el ejercicio del monopolio de la fuerza, no le resulta posible garantizar la cobertura integral para la protección de personas y de bienes.

El incremento de la delincuencia oficialmente registrada (y que se verifica en distintos segmentos socioeconómicos) es un dato evidente, que objetiva una situación cotidiana real, más allá y por encima de la percepción subjetiva, que puede ser más o menos aproximada respecto de lo que ocurre en ese sentido.

Relevamientos nacionales y provinciales coinciden en señalar que la inseguridad se ha convertido en unos de los asuntos sociales más preocupantes y de mayor relevancia, acaso porque guarda una relación directa con la calidad de vida.

Correlativamente, los servicios de vigilancia, prevención y control privados se han vuelto tanto más necesarios en espacios o lugares públicos y privados. No cualquier prestación, por cierto, sino aquella que esté garantizada por guardias formados profesionalmente, calificados por su elevada capacitación. Tampoco cualquier organización, sino la que acredite firmeza jurídica, transparencia institucional, así como también documentación fiscal y administrativa en regla.

A MAYORES RIESGOS, MÁS VIGILANCIA PRIVADA

Si el incremento de los riesgos se ha tornado cada vez más preocupante, tanto más imprescindible ha de ser la necesidad de preservar bienes y personas. Tanto más apremiante también el requerimiento de tranquilidad.

Propia de las ciudades modernas, qu e ostentan elevadas tasas de criminalidad, esta situación se refleja, por cierto, en la creciente demanda de protección para evitar distinto tipo de delitos, como, por caso, hurtos, robos y atentados contra las personas, entre otros.

Todo sistema de vigilancia que se precie tiene sentido en la medida en que sea preventivo. Vigilar es, de hecho, proteger a personas y custodiar bienes, de modo de reducir al máximo posible las situaciones de riesgo, que, como se sabe, se han exacerbado en nuestra sociedad.

Ese atributo que ostentan los vigiladores efectivos resulta vital en todo objetivo, cualquiera sea su naturaleza: en edificios, residencias particulares, conjuntos inmobiliarios (countries y barrios cerrados), empresas e instituciones públicas tanto como privadas.