Archivo de la etiqueta: control

NORTE SIS: GESTIÓN CONFIABLE

La confianza y la proactividad son valores que distinguen el estilo de Cooperativa Norte SIS, en la prestación de servicios de vigilancia, prevención y control.

Con nuestra modalidad de gestión, garantizamos no sólo servicios efectivos, sino también solidez jurídica, fiscal y administrativa.

La continuidad en el vínculo con nuestros clientes testimonia sobre el valor agregado que fideliza nuestras relaciones basadas, sobre todo, en la credibilidad institucional.

VIGILANCIA CON RIGOR PROFESIONAL

Para asegurar a sus clientes rigor profesional en la vigilancia, prevención y control, Cooperativa Norte SIS consolida la calidad de sus servicios mediante el cumplimiento de estrictos protocolos de seguridad en cada objetivo.

Se trata, en efecto, de procedimientos acordes a lo estipulado mediante contrato y, además, a las evaluaciones de riesgo efectuadas por especialistas en seguridad de la propia entidad.

A la manera de un reglamento interno de trabajo, los protocolos se adecuan en términos operativos a la modalidad de vigilancia pertinente según la naturaleza del objetivo.

De acuerdo con lo que se prescribe, las correspondientes áreas de la cooperativa supervisan su correcta ejecución, ejerciendo también un control detallado sobre las tareas de los vigiladores, que además deben consignar observaciones, requerimientos y sugerencias a través de reportes periódicos.

Establecidos formalmente, los protocolos implican una metodología clara y unificada sobre las reglas operativas que deben observarse en el servicio de vigilancia.

DESENVOLVIMIENTO DE LA VIGILANCIA PRIVADA

Recientes estudios sobre el desenvolvimiento del sector de la vigilancia privada dan cuenta de esa expansión, que se verifica, si bien de forma dispar, en los requerimientos de coberturas de guardias en edificios, countries, barrios cerrados, centros comerciales, espacios de recreación, empresas e instituciones tanto públicas como privadas

Los requerimientos de protección se incrementan día tras día, entre otras razones porque, exacerbados los riesgos, las crecientes necesidades sociales de seguridad han terminado por sobrepasar considerablemente la capacidad de respuesta del Estado.

Ello es así, en mayor o en menor grado, en el orden nacional, lo mismo que en las provincias, de acuerdo con las realidades de cada ciudad, localidad o región, que no son homogéneas pero que coinciden en cuanto al aumento de los riesgos, de los hechos delictivos y de la victimización como la amenaza más temida.