Archivo de la categoría: Actualidad

PREPARADOS PARA PREVENIR Y SOFOCAR INCENDIOS

El concepto de seguridad integral que postula Cooperativa Norte SIS, para la protección de los objetivos,trasciende el foco de los hechos delictivos, esto es: de los robos, hurtos, asaltos o episodios de violencia.

Desde esa perspectiva, incluye la preparación de los guardias frente a diversas contingencias, en la convicción de que las tareas de control abarcan situaciones, en que personas y bienes corren riesgos sobre cuya prevención es posible trabajar.

18d07capacitacion

En ese sentido, precisamente, en el marco del desarrollo del ciclo de capacitación profesional que lleva adelante Cooperativa Norte SIS para la formación de sus vigiladores, técnicos en seguridad, acreditados como bomberos, dictan cursos especiales sobre prevención de incendios y manejo de fuego.

Los expertos esclarecen a los guardias sobre las medidas más efectivas para evitar siniestros en los objetivos adonde desenvuelven su labor, así como también cómo y qué hacer en presencia del fuego, según sea la causa o el origen de las llamas.

capa-01

Los vigiladores de la cooperativa se capacitan permanentemente, valor agregado profesional que redunda en un mejor servicio, de alta calidad, y, por consiguiente, en más efectivas garantías de tranquilidad para los clientes.

La incorporación del conocimiento y las experiencias de los especialistas que dictan los distintos cursos permiten también consolidar el rol de los guardias y marcar diferencias allí donde se suele considerar, erróneamente, que la vigilancia, la prevención y el control podría reducirse meramente a la función de los denominados “serenos”.

CON UNA SÓLIDA FORMACIÓN PROFESIONAL

La capacitación de sus vigiladores constituye un valor diferencial de Cooperativa Norte Servicio Integral de Seguridad. La participación regular de los guardias en cursos de formación profesional resulta determinante en la calidad del servicio que brindamos.

Fortalecen sus aptitudes, consolidan sus habilidades y destrezas, y finalmente, en situación de vigilancia, marcan una diferencia comparativa que nuestros clientes han destacado y valorado.

A los vigiladores se les imparte conocimiento y se les comparten experiencias sobre diversos temas relacionados con el más eficiente desenvolvimiento profesional de sus funciones y tareas, como, por caso, seguridad integral, situaciones y evaluaciones de riesgo, tecnología, prevención y manejo de fuego, comunicaciones, manejo de actas, primeros auxilios, entre otros.

De esa manera, se garantiza que conozcan en profundidad su función y todos los pormenores de la tarea asignada, bajo lineamientos claros.

Destacados especialistas en seguridad dictan los cursos de formación. A través del programa de anual de capacitación, Norte SIS procura:

* Desarrollar una doctrina de trabajo que motive a cada integrante de la institución a concientizarse de sus tareas y funciones.

* Capacitar a los asociados en la faz operativa y administrativa, realizando un seguimiento y nivelación de aquellos recién incorporados.

* Articular con el área de Operaciones los distintos protocolos a desarrollar e instrumentar a través de distintas jornadas.

CUSTODIOS SEGUROS

Se ha dicho metafóricamente que un policía equivale al matafuego dispuesto a extinguir un incendio; en cambio, el guardia privado evita que se enciendan las llamas… Por eso mismo, la vigilancia es preventiva en la protección de personas y bienes.

Ese enfoque resulta imprescindible, en la medida en que de lo que se trata es de evitar la comisión de delitos derivados de situaciones riesgosas en que podrían perpetrarse atentados contra las personas, así como también hurtos y/o robos de bienes.

El sentido del control integral vale para edificios, residencias particulares, empresas e instituciones públicas y privadas.

De ahí que los vigiladores privados que verdaderamente se precien están capacitados para actuar anticipándose a los hechos, a través de la atenta observación y la evaluación certera de las contingencias posibles según las circunstancias de tiempo, modo y lugar.

Precisamente, lo que cuenta en ellos es, sobre todo, la percepción entrenada y la capacidad de “mirar” de un modo circunstanciado lo que acontece hasta inferior, llegado el caso, lo que podría ocurrir.

No por casualidad, sin el efectivo complemento de los vigiladores privados (aun cuando no porten armas) la seguridad que debe garantizar el Estado resultaría insuficiente, tanto más cuanto que suele caracterizarse por un escaso o nulo sentido de la prevención, orientada como está a la persecución del delito con fines punitivos.