Archivo de la categoría: Actualidad

SEGMENTOS DE LA VIGILANCIA PRIVADA

Según indican los relevamientos de que se dispone en el mercado de la seguridad privada de nuestro país, los servicios que tienden a requerir los clientes presentan una clara segmentación de la demanda.
 
Esos segmentos se desagregan en “Empresas” (industriales y de servicios, grandes superficies comerciales, banco y entidades financieras, pymes y pequeños comercios), “Familias” (viviendas particulares/casas y consorcios de propiedad horizontal/complejos habitacionales), “Personas o individuos“, y “Sector público” (dependencias oficiales, empresas estatales, organismos autárquicos y descentralizados).
images (6)}
Por cierto, la naturaleza de los objetivos determina variaciones en cada prestación, en que se combinan la vigilancia física con los recursos tecnológicos de control. 
EMPRESAS:
 
Grandes empresas industriales: Controles de ingreso y egreso. Rondas. Garitas. Custodia de mercaderías en tránsito. Depósitos y almacenes. Trazabilidad de cargas. Transporte de caudales. Consultoría en seguridad.
 
* Grandes empresas de servicios: Controles de ingreso y egreso. Garitas. Transportes de caudales. Consultoría en seguridad.
 
* Grandes superficies comerciales: Controles de ingreso y egreso. Custodia de mercaderías en tránsito. Vigilancia de salones. Monitoreo de cajas y tesorería. Transporte de caudales. Consultoría en seguridad.
 
Bancos y entidades financieras: En oficinas: servicios similares a los de las grandes empresas de servicios. En locales de atención al público: transportes de caudales, atención de ATM’s, custodia de garitas con armas.
 
PyMES: Control físico, electrónco o combinado de predios
fabriles. Custodia de mercaderías en tránsito, controles de ingreso y egreso.
 
* Pequeños comercios: Control físico, electrónico o combinado.
 
FAMILIAS
 
* Viviendas particulares (casas y consorcios de propiedad horizontal): vigilancia física y rondas de video.
 
* Complejos habitacionales: Controles de acceso. Rondas. Monitoreo perimetral. Custodias.
 
PERSONAS
 
* Individuos: Custodias personales
 
SECTOR PÚBLICO:
 
* Dependencias estatales, empresas públicas, organismos autárquicos y descentralizados: Controles de ingreso y egreso. Garitas.
 
(Fuente: Seguridad Privada. CLAVES ICSA Información Competitiva S.A.).

PARA DETENER LA INSEGURIDAD

El incesante aumento de la delincuencia oficialmente registrada desmiente de día en día el remanido argumento sobre la presunta sensación de inseguridad que experimentarían ciudadanos incluso bien informados e instala la percepción real de que el delito, en sus distintas formas, ha venido para quedarse.
 
Ello es así, aun cuando en este caso no se cuantifique la “cifra negra” de la criminalidad, al margen de las estadísticas gubernamentales, pero que opera en la práctica -y en diversas variantes-, diseminada por los cuatro puntos cardinales de la Provincia de Córdoba.
 
El concurso insuficiente de las fuerzas policiales para prevenir las situaciones de riesgo y combatir efectivamente a tanto malhechor obliga a incrementar correlativamente la habilitación gubernamental al sector privado para complementar mediante tareas de vigilancia, prevención y control.
 
Sin vigilancia privada, imposible parar la inseguridad.
 
Exacerbada la sociedad del riesgo, la calidad de vida está fuertemente determinada por el temor, por el miedo, uno de los males endémicos de este tiempo.
 
Y bien: la necesidad de vivir con tranquilidad forma parte de la demanda cotidiana que es posible verificar, con diferencias de grado, en distintos segmentos socioeconómicos, sea de manera individual, o bien desde instituciones, empresas públicas y privadas, entre otros sectores.
 
La inseguridad se ha convertido, pues, en unos de los asuntos más preocupantes y de mayor relevancia, en un contexto en que el Estado, por mucho que se esfuerce en el ejercicio del monopolio de la fuerza, no alcanza a garantizar, sin embargo, la cobertura integral para la protección de personas y de bienes…

BIEN SUPERVISADOS…

Para que el servicio de vigilancia privada y prevención sea realmente efectivo, resulta clave que se lleve a cabo un control diario de las tareas asignadas a los guardias, mediante gestión de los procesos y procedimientos de supervisión.

Es la tarea fundamental de los supervisores, que deben concurrir continuamente a todos y cada uno de los objetivos con el fin de observar que los guardias cumplan sus funciones de manera responsable y eficaz, enfocados en las necesidades y requerimientos de los clientes.

Todo ello, verificando, por cierto, el estricto cumplimiento de los protocolos de seguridad. Para lo cual, a su vez, es necesario también que los supervisores estén especialmente capacitados.